Puede ser un regalo de cumpleaños -pues la ex de Kiko Rivera cumple hoy 23 añitos, como bien ha fotografiado- o una forma de evadirse de sus idas y venidas al juzgado, pero Jessica nos ha sorprendido en los últimos días con dos nuevos tatuajes. El primero se lo hizo, no sin cierta precipitación, en una mano, muy cerca de la muñeca. El dibujo versa “Jota”, nombre de su nuevo chico Jota Peleteiro, futbolista con el que Jessica lleva pocos meses pero cuya relación parece ir viento en popa, a juzgar por la permanencia de esta marca corporal.

El segundo tatuaje, cuya foto apareció en Instagram el viernes 16 de agosto, recoge también un nombre masculino: “Fran”, diminutivo con el que todos conocemos al hijo que la Bueno tiene en común con Kiko Rivera. Estas letras, situadas en la parte delantera del tobillo son la muestra que la modelo, como madre, hace públicamente del amor a su hijo, ahora que las polémicas peleas por su custodia se suceden constantemente.

La jovencísima modelo protagoniza una y otras vez los espacios del corazón a nivel nacional, ya sea por sus tatuajes, por sus polémicas visitas al juzgado o por la constante lucha que lidera en contra de Kiko Rivera por la manutención del pequeño Fran, el resultado es el mismo: Miles de fotos en Instagram donde la propia Jessica Bueno alimenta a la prensa rosa.