Jaime Cantizano ha tenido un pequeño accidente en la piscina. Todavía no sabemos lo que ha ocurrido pero el presentador ha querido compartir una foto del resultado con sus seguidores en redes sociales.

La nariz vendada con un golpe y siete puntos de sutura ha necesitado el presentador tras el percance, que ha sucedido durante sus vacaciones en Cádiz. Allí disfrutaba de la compañía de su hijo Leo de solo un año.

Además, Cantizano ha querido agradecer al Hospital Universitario Puerta del Mar su profesionalidad y atención. "Por favor… Precaución siempre en la piscina. Yo no la he tenido…", ha escrito en Instagram. Esperemos que se recupere muy pronto.