Ivonne Reyes ha hablado por primera vez en exclusiva para la revista Lecturas sobre el duro infierno que vivió al lado de Pepe Navarro. Tan difícil fue la situación que hasta llegó a tomarse un bote de pastillas.

La venezolana estaba locamente enamorada del presentador. Juntos vivieron dos abortos y en las dos ocasiones fue Pepe el que la incitó a hacerlo puesto que nunca era un buen momento para tenerlos ya que él estaba casado y, aunque le prometía que dejaría a su mujer, nunca llegaba a hacerlo.

Su relación estuvo llena de altibajos y fue en uno de sus últimos encuentros donde se quedó embarazada de su hijo Alejandro, pero no se lo dijo a Pepe hasta que estuvo de cuatro meses, cuando ya no podía abortar.

Asegura que la gente de su alrededor ya le venía advirtiendo del tipo de persona que él era, pero ella seguía creyendo que algún día acabarían juntos. Pero nada de eso fue verdad, ya que cuando le dijo que en esa ocasión sí que iba a seguir adelante con el embarazo, fue cuando Pepe cuestionó que él fuera el padre.

Finalmente cuando su hijo tenía 18 años fue cuando Navarro se puso en contacto con él e Ivonne asegura que entre ella y Pepe durante ese encuentro hubo mucha complicidad. A pesar de todo, a día de hoy no le guarda rencor, aunque sí que le parece una persona ?muy desagradable?.