"Os quiero un montón, más de lo que podéis imaginar", ha dicho en un breve discurso en el que ha dado las gracias Isabel Pantoja "a todos los que han podido venir" tras "este compás de espera", entre ellos a su familia, que la ha arropado "al completo" en la velada, a su equipo y a su discográfica, "porque gracias a ellos Isabel Pantoja ha podido subir a este escenario".

La tonadillera ha regresado a los escenarios por la puerta grande con este primer concierto en Madrid celebrado en el Palacio de los Deportes, aunque el pasado mes de noviembre ofreció un reducido espectáculo en el recoleto Teatro Real Carlos III de Aranjuez en la breve presentación del disco que la ha devuelto a la acción, "Hasta que se apague el sol".

Tres han sido las partes del show, además de los bises, con un primer segmento en el que se ha apropiado del infalible cancionero de Juan Gabriel que puebla "Hasta que se apague el sol", emotiva en piezas como la que le da título o "Del olvido al no me acuerdo". Con ella se ha alzado el telón mostrando a Isabel Pantoja aparentemente serena y sentada sobre un diván, vestida de negro por Eduardo Ladrón de Guevara y ante un telón de estrellas, la mano en el pecho frente a los vítores de un público muy entregado.

En el graderío se distinguían además multitud de rostros célebres, como Carmen Lomana, la cantante Soraya, la actriz Hiba Abouk, la galerista Topacio Fresh o el torero Miguel Abellán.

Además de las canciones de su nuevo álbum la cantante no ha querido olvidar temas históricos como "Hay días" o "Buenos días tristeza", si bien el clímax ha llegado cuando ha pasado como un huracán por "Marinero de luces" y "Hoy quiero confesar".

Tras un receso, Pantoja ha reaparecido en escena con un traje blanco de flamenca para abordar el repertorio más folclórico de la velada, primero coplas como "Antonio Vargas Heredia", "Francisco Alegre", "La niña y el marinero", "Ojos verdes" o el "Tengo miedo" que popularizara Marifé de Triana.

Con "El moreno" ha llegado el tramo final del concierto no sin antes entonar el tema que cantan en el disco con su hijo Kiko Rivera "Debo hacerlo", aunque esta noche no ha rapeado finalmente el Dj.

La gira de la tonadillera en suelo español continúa el 18 de febrero en el Palau Sant Jordi de Barcelona y el 24 de junio en el estadio de La Cartuja de su Sevilla natal.