El permiso de seis días concedido a Isabel Pantoja ha traido a la familia de la tonadillera tantas alegrías como penas. Después del esperado reencuentro familiar y la celebración del 59 cumpleaños de la cantante, parece que las peleas familiares y la exclusiva que Kiko Rivera ha dado en ¡HOLA! han agotado a la cantante que ha visto acusados los problemas de azúcar y riñónha padecido durante los últimos meses.

A pesar de que al día siguiente de abandonar la prisión Isabel acudió al Hospital Infanta Luisa de Sevilla para realizarse un chequeo médico completo, Pantoja ha tenido que regresar esta misma mañana para ser ingresada y sometida a pruebas de urgencia ante un evidente empeoramiento de su estado de salud, previsiblemente a causa de su diabétes.

Esto ha ocurrido el día en el que la sevillana agotaba su permiso penitenciario, el cual tendrá que ser ampliado en caso de que la tonadillera necesite atención médica prolongada. Este mismo fin de semana a Julián Muñoz le ha sido concedido el tercer grado por padecer una grave enfermedad imposible de tratar en prisión. ¿Le será concedida también la libertad a Isabel?