Aunque parecía que en los últimos tiempos las relaciones entre Isabel Pantoja y su hija Chabelita se habían tensado, nada de eso. En la recta final del embarazo, ambas han estado más unidas que nunca y desde que el pasado viernes Chabelita diera a luz por cesárea a su primer hijo junto a Alberto Isla, la tonadillera no se ha separado de su niña y de su nieto ni un solo segundo.

De hecho, durante una de sus visitas al hospital, Isabel confesó a los medios que estaba encantada con la llegada de su segundo nieto y, como abuela, no pudo más que deshacerse en halagos: “Es un muñeco”, confesaba con una sonrisa de oreja a oreja.

Y es que parece que esta buena nueva ha traído de nuevo la felicidad a la vida de Isabel, que en los últimos tiempos se dejaba ver poco y siempre con el semblante triste. Además, parece que las rencillas que se rumoreaba que habían surgido entre la familia de Alberto Isla y la de Pantoja se han visto solventadas con la llegada del bebé.