Isabel Pantoja recibió la desagradable noticia de que su discográfica, Universal Music, decidiera terminar el contrato con ella el jueves 1 de noviembre. La misma compañía que hizo posible el regreso de la tonadillera tras abandonar la prisión. Además, fue Universal Music quien estuvo detrás de aquel concierto que se organizó en Aranjuez el 10 de noviembre de 2016, y la que se encargó de producir el disco y la gira 'Hasta que se apague el sol'. Habían muchas expectativas puestas en esta unión de fuerzas, pero parece que Universal se ha aburrido o se ha cansado y ha querido separar caminos.

Esta situación deja el futuro profesional de Isabel Pantoja en interrogantes, aunque también llena de nuevas posibilidades. Después de esto, a la cantante no le queda de otra que despedirse de todo lo que venía consigo en el contrato como el pedazo de piso en Madrid, dos coches de alta gama e importantes sumas de dinero que había negociado con cada concierto.

Su hermano Agustín le está ayudando para encontrarle un nueva discográfica con la que firmar un contrato igual de bueno que tenía con este último y, de momento, parece que están llegando a algún acuerdo con Sony.