La salud de Isabel Pantoja no está pasando por su mejor momento. La tonadillera tuvo que ser hospitalizada mientras disfrutaba de un permiso penitenciario de seis días, permiso que ha tenido que ser ampliado en dos ocasiones a causa del preocupante estado de salud de la cantante.

Así lo ha anunciado hoy, martes 11 de agosto, el Tribunal de Vigilancia Penitenciaria, organismo que ha firmado hoy la concesión del segundo permiso extraordinario para asegurar la estancia de la cantante en el Hospital Infanta Luisa de Sevilla mientras sigue recuperándose de sus problemas renales y de diabetes.

De no mejorar la salud de la artista, el juez que hace unos días firmó la decisión de la junta de Alcalá de Guadaira de denegar la concesión del tercer grado podría revisar el caso y concederle la tan ansiada libertad a la cantante, que ya cumple los requisitos para ello.

Durante su estancia en el hospital, Pantoja está continuamente acompañada por su hermano Agustín y su sobrina Anabel. Quienes se han dejado ver menos por allí han sido sus hijos, Isabel y Kiko, quienes realizaron una breve visita a su madre durante el fin de semana.