Este jueves, Irina Shayk visitó la capital para amadrinar la fiesta 'Ginger Ale by Schweppes' con motivo de la presentación de la bebida refrescante. La modelo se presentó con un vestido lencero en perla que combinó con una chaqueta del mismo tono y habló con la prensa sin confirmar ni desmentir los rumores de boda con Bradley Cooper y confesando su deseo de ser madre en un futuro.

También pudimos ver por allí a Ana Fernández, que ataviada con una falda metalizada y un top blanco comentó que si la gira de su novio Adrián Roma pasa por algún lugar con costa, podrán disfrutar juntos de unos días en pareja. Por su parte, Topacio Fresh se decantó por un vestido estampado y aseguró que su amigo David Delfín se encuentra con fuerza y dispuesto a continuar dibujando con permiso del médico.

Noelia López escogió el negro para la ocasión y no quiso hacer ningún comentario acerca de la polémica con Alba Carrillo. El color oscuro también fue la elección de otras celebs como Berta Collado, que combinó un palabra de honor con un bolso y unos zapatos con un estampado muy salvaje, o Priscilla Hernández, que se paseó con un vestido midi en negro con transparencias.

El toque de color de la noche lo puso Montse Pla con un conjunto de top y capri palazzo en verde lima de lo más alegre. El pantalón de pata de elefante también fue elegido por Ana Arias, que prefirió una clásica combinación black&white. En el otro extremo, Nerea Barros lució un mini en nude de manga francesa con sandalias doradas.

Rafael Amargo escogió un traje de pantalón y chaqueta de lo más original, y Pierre Sarcozy y Nacho Ozalla se decantaron por unos outfits más informales con camisa y jeans muy apropiados para la fiesta.