Irene Rosales está pasando por uno de los momentos más difíciles de su vida tras el reciente fallecimiento de su madre. Casualidades de la vida, solo unos días después de esta mala noticia, ha sido el turno del cumpleaños de su marido Kiko Rivera.

Lo que se suponía que debía ser un momento de felicidad y que ya tenía en marcha una fiesta de celebración que ha sido cancelada, se ha visto empañado por este amargo momento. Aún así, la sevillana ha decidido sacar fuerzas para felicitar a su chico en este día tan especial y le ha dedicado unas bonitas palabras. "Feliz cumpleaños mi vida, desearía con todas mis fuerzas que las circunstancias fuesen otras, la celebración fuese la prevista, pero lo importante es cumplir años, cumplir vida y lo que más deseo es que estemos juntos por siempre, porque eres mi vida. Gracias por estar siempre. Te amo con locura. Feliz 36 años mi amor", escribía Rosales en una fotografía subida a su cuenta de Instagram.

La respuesta de Kiko Rivera no se hacía esperar, que contestaba con un "Gracias por ser como eres" y, además, reposteaba la foto en su propia cuenta añadiendo un emotivo mensaje: "Hoy mi deseo sube hasta el cielo en forma de susurro. Solo deseo que estés rodeada de alegría aunque de eso estoy totalmente seguro. Gracias a mi mujer por aún en estos momentos difíciles buscar un huequito para mí". Y es que la pareja, a pesar de los constantes rumores de infidelidad por parte del DJ, ha demostrado estar más unida que nunca.

Tanto Kiko Rivera como su madre, Isabel Pantoja, arroparon a Irene Rosales desde el primer momento acudiendo al tanatorio y, ahora, hay que añadirle el sorprendente reencuentro con Isa. La pequeña del clan Pantoja, que estaba de viaje en Londres cuando se enteró de la terrible noticia, decidió dejar de lado sus conflictos familiares para apoyar a su cuñada en estos momentos tan difíciles después de varios meses de distanciamiento.

...

Seguro que te interesa

Irene Rosales se despide de su madre con un emotivo mensaje y una significativa foto de su día más especial