Cristina Pedroche ha compartido una foto en su Instagram haciendo una pose de yoga junto a su amiga Maite Aguirre, que ha dejado a todos sus seguidores confundidos porque no se sabe de quién es cada pierna.

La presentadora se ha mostrado sorprendida por haber logrado una de las posturas más complicada de yoga y agradece a Maite por "encontrarme tan bien los pies".

Pues parece que Cristina, al ver el estilo que tratarían de hacer, pensó que sería "imposible", sin embargo, le quedó claro que los imposibles "no existen". Y entre risas agrega que "lo nuestro nos ha costado".

En la imagen, a primera vista, pareciera que la presentadora de Zapeando estuviera posando sola junto a cuatro piernas en dirección al techo. A lo que muchos de sus seguidores se han quedado impactados con la instantánea y comentaban el extraño efecto de las piernas que no permiten distinguir quién es quién.

Se trata de un efecto óptico debido al ángulo en que fue tomada la foto que hace creer que esté posando sola mientras cuatro piernas salen de su cuerpo.