La modelo e hija de Mariló Montero y Carlos Herrera, Rocío Crusset, ha publicado una foto en Instagram en la que la modelo aparece más delgada. Sin embargo no es la primera vez que desata polémica en sus redes sociales por su extrema delgadez, ya que en enero del año pasado la modelo colgó en sus redes una imagen suya con un jersey rayado que generó un sinfín de comentarios.

En esta última imagen podemos ver a la modelo con un bikini crochet con el que se le notan las costillas, lo que ha causado una gran preocupación a sus seguidores. "Qué delgada. Cuidado con esas fotos. Pueden hacer daño a las chicas de tu edad, nada saludable, está extremadamente delgada, un bocata para esta chica, por favor, deberían prohibir estas imágenes, o con una hija de 12 años solo se me ocurre una palabra: miedo", son algunos de los comentarios que le han dejado en Instagram a Rocío.

Pero la maniquí ha hecho frente a estos comentarios, afirmando que no tiene ningún problema, sino que lleva una alimentación sana y que esa es su constitución. Parece que no tenemos de lo que alarmarnos, al menos por el momento.