Iker Casillas y Sara Carbonero han pasado una muy feliz Navidad tras dejar atrás un año en el que la salud de ambos ha estado en juego. Pero la familia al completo ha estado en España, repartiendo sus días entre los pueblos del portero y la periodista, para terminar las vacaciones en Móstoles.

Tal y como recoge la revista Semana, la pareja y sus hijos, Martín y Lucas, celebraron el cumpleaños del mayor con los padres del portero, José Luis y Mari Carmen, con los que llevaba años sin hablarse.

La relación de Iker con sus padres se deterioró hace mucho tiempo cuando él no quiso que siguieran controlando su vida y sus negocios, desde entonces apenas se habían dejado ver juntos. Pero se ve que ahora han retomado la relación y qué mejor que la Navidad para reunirse en familia. ¡No te pierdas el vídeo de arriba!

Seguro que te interesa...

El traje brillante de Sara Carbonero que deja al descubierto una parte de su cuerpo