Cada día más enamorados, Sara Carbonero e Iker Casillas han soplado las velas de una pequeña tarta para celebrar sus siete años de amor. La pareja, que se dieron el 'sí, quiero' en secreto el pasado mes de marzo de 2016, atraviesa uno de sus mejores momentos a nivel personal, con sus dos hijos, Martín y Lucas, a los que Sara se ha dedicado por completo, y su nueva vida en Oporto, donde se han trasladado para seguir al portero en esta nueva etapa profesional.

Su relación comenzó en febrero del pasado 2010, y la sellaron ante toda España en junio de ese mismo año cuando se dieron un beso en directo tras la victoria de España en el Mundial de Sudáfrica, aunque los rumores sobre su posible romance comenzaron en 2009. Este pasado fin de semana, poco antes de San Valentín, han salido a celebrarlo. La pareja ha disfrutado de una bonita velada con un postre de lo más especial sellando su amor, que el portero ha querido compartir con sus seguidores de las redes sociales.

La imagen rápidamente ha recibido numerosas felicitaciones y mensajes de cariño a la pareja, pero uno ha destacado especialmente. Nira Juanco, compañera de la periodista por aquel entonces, ha escrito en la foto del futbolista: "Felicidades pareja!!! Recuerdo como si fuera ayer vuestros inicios... así que disfruta cada momento porque el tiempo pasa volando! Sois muy lindos!".

Para la ocasión, la pareja reservó una maravillosa suite de 1.000 euros la noche en el hotel The Yeatman, en el centro histórico de Oporto. Una habitación de 150 metros cuadrados con cama giratoria, jacuzzi privado y chimenea.