Alejandro Reyes ha acudido a los juzgados acompañado de su madre, Ivonne Reyes, para ratificar la demanda que esta interpuso contra la hija de Pepe Navarro, Andrea Navarro Zaldívar, su madre, Eva Zaldívar, y el detective que obtuvo la prueba de ADN del joven para el recurso de revisión que Andrea presentó el año pasado, con el que quería demostrar que Alejandro y ella no eran hermanos.

Tal y como recoge Look, la venezolana actuó en ese momento en nombre de su hijo porque era menor de edad, pero ahora que acaba de cumplir los 18 años ha sido solicitado por el juez para que firme y a partir de ahora la querella sea en su nombre. Así, la investigación sobre si hubo delito a la hora de tomar la muestra de ADN de Alejandro seguirá adelante.

Es la segunda vez que el hijo de Ivonne acude a los juzgados en relación con la paternidad de Navarro, quien en el día de su 18 cumpleaños le mandaba un mensaje a través de un programa de televisión en el que se ofrecía para que acudieran los dos juntos a hacerse las pruebas de ADN, porque a finales de 2009 ya acudió para aportar su muestra de ADN a la demanda de paternidad que su madre interpuso contra Pepe.