- Las tallas

Deja de preocuparte por si tu pantalón es una XS, una XL, o lo que sea. Lo importantes es sentirte a gusto con tu estilo y tu cuerpo. De hecho, elegir la talla adecuada hará que tu ropa se vea aún más bonita en ti. ¡Eres divina sin importar tu peso!

- Exige lo que mereces

¿Te da vergüenza pedir un aumento de sueldo? Trabajas duro y te esfuerzas a diario, ¿por qué deberías sentirte mal por pedirlo? Lucha por lo que es tuyo. El no ya lo tienes y quizás tu jefe te dé una sorpresa.

- Las comparaciones son odiosas

E innecesarias. Deja de mirar constantemente alrededor para ver cómo son o qué llevan otras personas. Todos somos perfectos en nuestras imperfecciones y esa cicatriz que a ti te acompleja, otra persona la verá sexy y misteriosa.

- Los machismos literarios

¿Cuántas veces has soportado chistes o frases graciosas sobre los estereotipos de las mujeres fuera de lugar? Di basta ya y muestra lo cansada que estás de ese “supuesto humor” que es mala educación. Chistes sí, groserías no.

- Lo barato sale caro

Sabemos que eres una cazadora de gangas pero oferta aquí, oferta allí terminas gastando 100 euros en ropa y trastos que no necesitas. Mejor invertir un poquito más en algo que sí durará y merecerá la pena.

-La regla no es un problema

Los tampones y las compresas forman parte de la vida femenina, es así, una ley de la naturaleza. ¡Adiós tabúes! No luches ni te apures por ello. Si tu novio va a la compra que compre él los tampones, ¿o vas a ir a pillarlos tú a escondidas como si fuera droga?

- ¡Olé tú!

Todas la mañana mírate al espejo y dite algo bonito. ¡Qué bien solucioné el problema del trabajo ayer! ¡Cómo me queda esta falda! o ¡Menudo pibón estoy hecha!

- Deja de sentirte culpable

Has repetido postre, te has escaqueado de ir a la compra, has quemado la tarjeta con esos zapatos y has pasado de ir al gimnasio ¿y qué? ¡Un día es un día! Venimos también a disfrutar, te mereces una pequeña recompensa.

- Los chicos que te hacen sentir insegura

Nunca, a ninguna edad, permitas que nadie te haga de menos y muchísimo menos tu pareja. ¡Intolerable!

- Ama tu deporte

Hacer ejercicio es maravilloso, para tu salud y para tu cuerpo. No hagas deporte solo por los beneficios estéticos y sobre todo encuentra la actividad física que más te guste. ¿Está de moda el running? ¡Genial! Pero tú eres un alma romántica y quieres probar con la esgrima. ¡Adelante!