Gloria Camila no ha pasado últimamente por su mejor momento. Desde que a principios de verano rompiera su relación de cuatro años con Kiko Jiménez, la hija de Ortega Cano ha tenido que ver como éste ha ido aireando cosas de su familia en los platós de televisión.

Gloria Camila ha querido pasar página apoyándose en su familia, sobre todo después de que al poco de su ruptura su ex iniciara un romance con una de sus archienemigas, Sofía Suescun. Además, ahora su sobrina, Rocío Flores, defiende a su padre, Antonio David Flores, en el reality show en el que este participa, por lo que el clan de Rocío Jurado está en boca de todo el mundo.

Por eso han preocupado mucho sus imágenes desde el hospital, donde ha aparecido con un algodón en el brazo. Vista su sonrisa, parece ser que se trata de un análisis de sangre rutinario. Aun así Gloria Camila no ha estado sola, ya que a su lado ha estado su "compañera fiel", tal y como ella misma ha dicho, Ana María Aldón, la mujer de su padre.

Seguro que te interesa...

El retoque estético en la cara de Gloria Camila