Gloria Camila ha revelado en su canal que pasó por una muy mala época. Todo coincidió con una de las recaídas de su hermano, José Fernando, y a ella la ansiedad le llevaba a comer más de la cuenta. Y no sólo eso, sino que también se excedía con el alcohol los fines de semana.

“Comía, tenía muchísima ansiedad, me agobiaba y estaba muy triste”, declara GloriaCa. “Comía todo lo que me daba la gana y también es verdad que los fines de semana bebía mucho alcohol”, ha confesado. “Engordé 10 kilos de golpe y no era consciente del daño que le estaba haciendo a mi cuerpo”, añade.

Pero tras pasar por un reality, la hija de Ortega Cano consiguió rebajar esos diez kilos y algunos más, y ahora presume de figura gracias también a una buena alimentación y al ejercicio físico.