Celebrities » De aquí

En declaraciones para una entrevista en Vanitatis

Gloria Camila ve difícil la reconciliación con Rocío Carrasco: "Es un imposible de por vida"

Gloria Camila ha visto este verano como su situación familiar mejoraba a pasos agigantados después de que su padre, José Ortega Cano, saliese de prisión el pasado mes de mayo y su hermano José Fernando esté ya prácticamente recuperado. Sin embargo, hay un lastre familiar con el que la pequeña de los Jurado ha tenido que lidiar durante los últimos años: la mala relación con su hermana Rocío Carrasco. Durante una entrevista que ha concedido al portal Vanitatis, la joven ha afirmado que su reconciliación "es un imposible de por vida".

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

La trágica muerte de Rocío Jurado en 2006 supuso el comienzo de una etapa oscura para el clan Ortega-Jurado. La falta de la artista dejó tras de sí una familia desestructurada a la que durante años se le han acumulado los problemas. A pesar de todo, parece que esta familia ha vuelto a recuperar las riendas y está saliendo del agujero, tal y como lo ha dado a entender Gloria Camila en una entrevista concedida al portal Vanitatis.

La más joven de la familia ha tenido que aguantar durante años una carga que para ella ha sido una pesadilla. El ingreso de su padre, José Ortega Cano, en prisión y los problemas de adicción y conducta de su hermano José Fernando han provocado que haya tenido que ser ella la encargada de poner orden en los asuntos familiares. A pesar de todo, la joven cree que su mala suerte ha llegado a su fin y que "el mal fario" ha pasado.

"Gracias a Dios mi hermano ya está muy bien. Delgadito, guapo y recuperado. Pronto, muy pronto, va a salir del centro de La Mancha", ha comentado orgullosa sobre Josefer, quien pronto se reunirá con ella y con su padre para retomar una vida familiar feliz.

También ha tenido tiempo para hablar sobre la relación que mantiene con su hermana Rocío Carrasco. Hace un año y medio salió a la luz que el vínculo entre ambas llevaba años roto, y desde entonces la cosa no ha mejorado. Según ha confesado Gloria, la relación con su hermana mayor "es un imposible de por vida. Siempre ha estado en guardia conmigo". Además, la joven culpa a Carrasco de que el museo en memoria de su madre que se construyó en Chipiona todavía no haya abierto: "El museo de mi madre no se abre porque a ella no le da la gana".

A pesar de todo, Gloria Camila empieza a ver la luz después de tantos años sumergida en malos momentos familiares: "Esto va sobre ruedas. Empiezo a ser mucho más feliz".

Publicidad