Después del 'shock ball' y la 'patata caliente', los Gemeliers continúan sentados en el sofá de los Roomies para enfrentarse a la última prueba del #DesafíoGemeliers de Flooxer.

Tras sufrir descargas eléctricas y explosiones en la cara, Jesús y Daniel deben terminar lo que han empezado y no hay mejor manera de hacerlo que pringarse. En esta prueba, los hermanos ponen sus cinco sentidos en marcha para intentar no recibir un tartazo de nata por los Roomies.

¿Conseguirán ser los ganadores definitivos de este divertido desafío o los Roomies por fin alcanzarán su deseada venganza?