Fran Rivera acudía este fin de semana a un evento solidario en Sevilla en el que no se mordía la lengua a la hora de dar su opinión sobre las declaraciones que hizo su hermano Julián Contreras sobre que no tenía ninguna relación con sus hermanos.

El diestro no se mordió la lengua en reconocer que así era desde la boda con Cayetano Rivera y Eva González, pero añadió: “Todo en esta vida tiene arreglo”. Eso sí, quiere que este tema quede lejos de la atención de los medios: “En cosa de hermanos es mejor que no entre nadie”.

El mayor de los hermanos asegura que “todos tenemos una vida que vivir y no tengo que estar pendientes de reconciliarme con unos y otros. Yo tengo derecho a recorrer mi camino, el día de mañana ya se verá”, aseguró en las declaraciones que recoge Hola.com.

Desde que hace más de un año dejaran de dirigirse la palabra, Fran asegura que “no hay tan grave como para no sentarse a hablar”. Y es que el marido de Lourdes Montes intenta dejar una puerta abierta a la reconciliación, ya que, por ejemplo, su relación actual con su hermano Kiko Rivera no puede ser mejor, tras haber dejado atrás las rencillas que pudieran tener en el pasado.