Parece ser que los problemas que hay entre Alba Carrillo y Fonsi Nieto son mucho más de lo que nos imaginábamos, y es que ahora el Dj ha concedido una entrevista a Vanitatis donde habla claro de todo este asunto y aseguro que ha sufrido mucho durante estos últimos años.

"Nadie imagina lo que he sufrido durante estos cinco años. No quiero quitar la custodia a la madre como se ha dicho. Lo que quiero es que no contaminen la relación como están haciendo". Y es que parte del problema viene porque al trabajar Fonsi los fines de semana tenía mucho más difícil ver a su hijo, por lo que pedía un día más para poder verlo: "Lo único que yo pedía era un día más y continuar con la misma manutención que paso desde los últimos tres años. A mi hijo no le faltado nunca nada por ninguna de las dos partes. Lo que quería era que quedara por escrito. Nada más".

Mientras que Alba ha comentado que Fonsi no pasaba la manutención a su hijo a lo que el ex piloto responde: "Tengo todos los extractos bancarios. Cuando se ha metido su abogada, es cuando se ha liado todo", dice al respecto. A lo que añade que no está a favor de cómo está gestionando la modelo el tema en los medios de comunicación y asegura que está estudiando demandarla por ello: "Estoy estudiando con los abogados si se toman acciones legales por este asunto. Creo que no se pueden hacer públicos correos entre los abogados. Y continúa: "Yo defenderé a mi hijo y sus derechos en un juzgado, no en una televisión". Además, Nieto confirma que detrás de Carrillo está su madre quien parece ser tiene mucho más peso de lo que parece en estas decisiones: "No hay movimiento que haga Alba que no esté su madre metida por medio. Ella actúa en la sombra".

Por último, Fonsi revela que Feliciano López era quien mantenía el equilibrio en su relación con la top, por lo que lamenta mucho su ruptura pues sabe que una vez que él no estuviera todo se derrumbaría: "Yo sabía cuando terminó con Feliciano que todo esto iba a llegar. Él las frenaba, por lo menos a Alba. Yo rezaba porque siguiera con él". Y añade: "Él intentaba mediar y tranquilizar a Alba. Lo que sucede es que con Feliciano ya no hay de dónde sacar porque su caso está en el juzgado. Ahora me toca a mí".

Concluye declarando que desea que Alba le demande por decir que se siente amenazada: "Estoy deseando que lo haga. El tiempo pone todo en su sitio. Y daría todo lo que tengo por no haber llegado al punto en que estamos. Veo difícil que esto pare".