Celebrities » De aquí

La bloguera le donó médula para que combatiese su enfermedad

Fiona Ferrer se despide de su madre, Mietta Leoni, después de que falleciera a causa de la leucemia

Mietta Leoni fallecía este domingo después de varios meses luchando contra la leucemia que padecía. Su hija Fiona Ferrer había donado médula para conseguir salvar a su madre y aunque parecía que había funcionado, la italiana recaía hace unas semanas teniendo que ser hospitalizada. "Me encuentro divinamente gracias a ella. ¡Me ha salvado la vida!", confesaba Leoni el pasado mes de junio a la revista ¡HOLA! Aurelio Manzano le ha escrito unas bonitas palabras a Fiona: "Espero que Dios te dé la fuerza necesaria para sobrellevar a la fuerza de tu mamita".

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Después de un viaje maravilloso, como la misma Fiona Ferrer confesaba a su madre, Mietta Leoni, le diagnosticaron leucemia terminal. A pesar del fatal pronóstico, la exmodelo luchó hasta el final e incluso Ferrer le donó médula que consiguió paralizar la enfermedad por unos meses: "Los médicos nos han confirmado que va todo bien con la médula que le doné", señalaba la bloguera a la revista ¡HOLA! en una entrevista.

Mietta también aparecía en la entrevista y confesaba "me encuentro divinamente gracias a ella. ¡Me ha salvado la vida!". Pero a pesar de estas palabras de ilusión, la italiana recaía hace unas semanas, lo que ha supuesto que este domingo falleciera al lado de sus dos hijos. Aurelio Manzano le ha dedicado a Fiona unas palabras de ánimo a través de su perfil de Twitter:"Espero que Dios te dé la fuerza necesaria para sobrellevar a la fuerza de tu mamita", mensaje que ha agradecido la bloguera y ha respondido asegurando que su madre se marchó sin dolor: "No hay fuerza suficiente pero sí amor suficiente para dejarla irse...No sufrió". Aunque la exmodelo vivía en Mallorca a raíz de su estado de salud, decidió trasladarse a Madrid para estar más cerca de su Fiona y el hermano de ésta.

El fatal desenlace venía después de que en marzo afirmase que estaba curada gracias a la donación de Fiona incluso llegando a decir que había sido un milagro su recuperación. Unos meses en los que tanto Mietta como su hija se mostraron muy optimistas y felices. "Hace una semana que se han cumplido los tres meses del trasplante, se califica de milagro. Hay que seguir cuidándose, yendo al médico", contaba en una entrevista. Además, animó a que la sociedad española se sensibilizase con el tema para que hubiese más donaciones tanto de médula como de sangre para ayudar a personas que realmente lo necesitan.

Publicidad