Manu Tenorio sufría hace unos días quemaduras de segundo grado cuando regresaba a casa con su mujer, Silvia Casas, y su hijo Pedro tras las vacaciones estivales. Al dirigirse al cuadro de luz, sufrió un cortocircuito que le llevó a estar ingresado en la unidad de quemados del madrileño hospital de La Paz.

El propio cantante era quien informaba de lo sucedido a sus seguidores a través de las redes sociales para que no hubiera especulaciones al respecto, y su esposa se ha encargado de dar el parte médico de su estado. De hecho, este mismo fin de semana aseguraba que Manu estaba mejorando pero que sufría mucho dolor por lo que estaba con muchos calmantes.

Pero ahora el extriunfito ha recibido una muy feliz noticia ya que ha sido dado de alta. Por el momento seguirá su recuperación en casa, ya que todavía no está al 100%, por lo que su gira ha tenido que ser suspendida de manera indefinida hasta que se recupere del todo.