Feliciano López y su familia han decidido contraatacar. Después de que Alba Carrillo y su madre, Lucía Pariente, protagonizaran platós y portadas de revistas para soltar alguna que otra ‘perlita’ sobre el tenista, los López han emprendido medidas legales por calumnias y difamación.

Y es que la modelo ha cuestionado hasta la virilidad de su ya exmarido, hace unos días se hizo oficial el divorcio, así como también poner en duda el trato que Feliciano daba a su hijo Lucas porque, según sus palabras, en la última etapa de la relación “no lo soportaba”.

Unas duras palabras que han hecho que los López reaccionen demandando tanto a Alba como a su madre y es que, según señalaba el periodista Antonio Rossi, muy cercano a la familia del tenista, creen que Lucía “es una manipuladora, absorbente y controladora que maneja a su marido y a su hija”.