Elena Tablada aseguraba que su relación con David Bisbal era insostenible a raíz de la polémica surgida por la foto que Rosanna Zanetti había publicado en redes sociales junto a la pequeña Ella en la Feria de Almería. La diseñadora apuntó además que ya le había indicado a la venezolana en varias ocasiones que no compartiera fotos con su hija, a lo que esta había hecho caso omiso.

A estas palabras respondió el almeriense a través de unos mensajes al periodista Aurelio Manzano, en los que señalaba que Elena parecía querer comercializar con su hija para vender su boda. De ahí que Tablada anunciara a través de sus redes que tomaría medidas legales ante unas acusaciones tan fuertes.

Rosanna también se encargó de avivar el fuego lanzando una indirecta a la que fuera pareja de su ahora marido a través de Instagram en la que señalaba que siempre prevalece la verdad. Y al trapo también entró la madre de Elena, diciendo que Bisbal no tenía ya ningún tipo de relación con su familia por culpa de Zanetti.

Ahora ha sido la familia del artista la que se ha pronunciado al respecto. Ha sido una persona muy cercana a ellos la que ha revelado al portal Jaleos que el entorno de David está “indignado” con todo lo que dijo Elena, es más, señala: "Es mentira que David no se hable con su familia. Se lleva igual de bien que siempre, es una persona muy familiar y lo demuestra cuando puede. ¿Quién se va a creer eso?".