Celebrities » De aquí

LA PRESENTADORA GANA ESTA BATALLA JUDICIAL

La familia Biondo, condenada a pagar 3.000 euros a Raquel Sánchez Silva por injurias: "Eres una mierda, destruiremos tu vida"

La familia Biondo y Raquel Sánchez Silva llevan batallando desde que muriese Mario Biondo en mayo de 2013. Y es que la exfamilia política de la presentadora está convencida de que su hijo fue asesinado y han volcado su ira en Raquel, a quien han cubierto de insultos a través de las redes sociales. Tras esto, Sánchez Silva ha demandado a la familia y el juzgado les ha condenado a pagarle 3.000 euros en concepto de daños morales.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

El juicio por la muerte de Mario Biondo sigue abierto en Italia tras el surgimiento de ciertas dudas en el supuesto suicidio del fallecido marido de Raquel Sánchez Silva. Como ya adelantamos, existen nuevas pruebas que podrían darle la razón a la familia de Mario, que ha sostenido desde el principio que su muerte fue intencionada y que el cuerpo fue colocado en el domicilio de la pareja después de muerto.

La que fuera la familia política de Raquel sigue con su lucha eterna contra la presentadora, quien ha recibido innumerables insultos por parte de ellos a través de las redes sociales desde mayo de 2013. Así, Sánchez Silva interpuso una demanda contra los Biondo y el pasado 25 de enero el Juzgado de Instrucción número 16 dictaminó que estos ataques constituyen una falta, por lo que la familia deberá pagar 3.000 euros a Raquel en concepto de daños morales.

El juez ha estimado que los comentarios publicados en las redes sociales constituyen "una falta continuada de vejaciones injustas", un veredicto que se ha consolidado gracias a las pruebas aportadas por la afectada. "La familia Biondo ha venido realizando una serie de manifestaciones y comentarios de alto contenido vejatorio e injurioso referidos a la persona de Raquel Sánchez Silva", reza la sentencia. Los insultos llegan a un nivel en el que Raquel es calificada de "devoradora de hombres que no vale para nada", "mentirosa", "bastarda" o "cínica", y se pueden leer comentarios como que "está muy a gusto con el sexo", que es "una viuda alegre" o "eres una mierda, destruiremos tu vida".

Además, la presentadora ha pedido una orden de alejamiento de 500 metros durante los próximos meses, aunque el juez no se la ha concedido por carecer "de toda relevancia práctica" al residir la familia en Italia. Sin embargo, tanto los padres como la hermana de Mario deberán cumplir ocho días de localización permanente.

Publicidad