Alfonso Díez parece cada vez más joven. El viudo de la Duquesa de Alba ya sorprendía a todo el mundo a principios de año cuando quedaba evidente que, a golpe de bisturí, había rejuvenecido.

Algo de lo que también todo el público se percató en la plaza de toros de Las Ventas a donde Alfonso acudió hace unos días para disfrutar de la Corrida de la Prensa. Cuando se quitó las gafas de sol era evidente que tenía la piel más lisa y brillante de lo normal, los pómulos más definidos y apenas arrugas ni bolsas en los ojos.

En definitiva, no aparenta para nada los 68 años que tiene, y es que parece ser que le ha cogido el gustillo a la medicina estética haciendo de las vitaminas, el bótox, el ácido hialurónico y la terapia celular sus grandes aliados.

Alfonso Díez en La Ventas | Gtres