La imagen de Fran Rivera toreando con su hija Carmen ha sido lo más comentado de la semana, tanto que incluso medios internacionales se han hecho eco de la noticia, tal y como Fran ha declarado: "Es impresionante. Me ha llamado el 'Wall Street Journal'", decía a los medios.

Él ya se manifestó al respecto comentando que para un torero hacer esto era toda una tradición. Su esposa Lourdes Montes salió en defensa suya comentando que sabía en todo momento que su pequeña estaba completamente segura en brazos de su marido. Y sus compañeros de profesión publicaron imágenes parecidas para mostrar su apoyo a Fran por todas las críticas recibidas.

Aún así, el torero ha tenido que asistir a la Fiscalía de Menores de Andalucía para declarar por este hecho, aunque el caso ha sido archivado finalmente ante la previa petición que no lo vuelva a hacer.

Solo faltaba por conocer la opinión al respecto de su exmujer, Eugenia Martínez de Irujo, quien ha sido preguntada por los periodistas en la calle, a lo que ha dicho: "Yo nunca le vi torear con mi hija", aunque Fran ha confesado que esta tradición torera también la había hecho mayor con su hija mayor, Cayetana.