Eugenia Martínez de Irujo ha demostrado ser toda una amante de la naturaleza y de los animales, y no es de extrañar que justo por ese motivo su madre, la Duquesa de Alba, le heredara 'La Pizana', una finca a dónde la aristócrata se retira cada vez que necesita desconectar.

Así lo ha hecho este fin de semana, tras lo cual no ha dudado en presumir en redes sociales de sus nuevas amigas: un grupo de adorables ovejas.

La Duquesa de Montoro se ha mostrado de lo más relajada y feliz en compañía de las mismas, e incluso ha jugado con ellas. "Me está mordiendo la zapatilla", señala entre risas en uno de los vídeos que ha compartido en Instagram.

Sin duda, la hija de la Duquesa de Alba está encantada de poder vivir este tipo de momentos. "Pedazo de día y pedazo de empujón de mi nueva amiga", aseguraba después de que en el vídeo pudiéramos ver cómo una de las ovejas la embiste.