Celebrities » De aquí

Cosmopolitan

Etapas emocionales por las que todas pasamos cuándo él no nos llama

La otra noche conociste al chico de tus sueños. Es amable, gracioso y, además, guapísimo. Después de pasar un muy buen rato juntos, charlando y bailando, decidiste que sí, te gustaba mucho. Antes de irte te acercaste a él por última vez y le diste una notita con tu número, ¡como en las pelis románticas! Mientras te metías en el taxi, sonreías recordando sus dos palabras: "te llamaré". Es domingo por la tarde (de la semana siguiente) y aún no te ha llamado. Si pretendes quedarte toda la tarde esperando que el teléfono suene, seguro que has pasado por esto.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

"Va a llamar, va a llamar"

Si te ha dicho que te llamaría, va a hacerlo. Tan solo tienes que darle un poco de tiempo, solo eso.

Probablemente está ocupado

Parecía un ejecutivo muy ocupado la semana pasada. Seguramente estás siendo un poco paranoica con todo esto y tan solo esté esperando a volver de Chicago para llamarte y pedirte una cita

¿Y si me ha enviado miles de mensajes y mi teléfono no funciona?

Te acabas de dar cuenta de que tu teléfono no tiene cobertura, así que corres a la ventana para conseguir red de nuevo. Después de 10 minutos con el brazo extendido al exterior, desistes en el intento.

"Teléfono, suena, te lo ruego"

"Te prometo que no te volveré a lanzar al suelo en medio de una rabieta y que te limpiaré la pantalla, al menos, una vez a la semana".

¿Y si le llamo yo?

Puede que suene un poco desesperado, ¿no? Sobre todo porque fue ÉL el que dijo que llamaría.

¿Por qué no llama?

Ahora en serio, ¿a este tío que le pasa? ¿Se cree que merece que me pase el finde entero encerrada en casa por si llama? ¡Ja!

¿Sabes qué? ¡Que le den!

Hay muchos más peces en el mar, así que lo mejor es que pases de él. No vas a perder el tiempo con alguien así…

"De hecho, voy a llamarle para decirle que paso de él"

Eso es. Si se cree que puede rechazarte sin ni siquiera llamar por teléfono, va listo. Ahora mismo vas a coger el teléfono y cantarle las 40. Si alguien va a dejar esta relación aún sin empezar, esa serás tú.

"Pero era tan mono…. ¿por qué, mundo cruel?"

De verdad que parecía el novio ideal… casi podías imaginártelo cogiendo tu mano y caminando felices por el camino al altar… Vale, eso es pasarse un poco, pero de verdad que era mono.

"Todos los hombres apestan. Voy a emborracharme"

Ya has tirado definitivamente la toalla y no te queda otra solución posible. Coge el teléfono para llamar a tu mejor amiga, e idos a un bar a emborracharos.  Pero, espera un momento, ¿y si mientras estás llamando a Marta él intenta llamarte y no puede porque el teléfono está ocupado?

Publicidad