Celebrities » De aquí

Encuentra el vestido de tus sueños y dile, ¡sí quiero!

10 errores imperdonables al comprar un vestido de novia

La elección del vestido ideal para tu boda se convierte en una carrera de larga distancia con muchos altibajos. Aplica todos los consejos que encuentres porque toda ayuda es bienvenida, pero sobre todo evita estos errores que muchas novias han cometido antes que tú.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

1. Cambio de estilo

El día de tu boda quieres estar guapa pero también ser tú misma. Quizás no es el mejor día para abandonar tu aire minimalista y llenarte de volantes o florituras, y al revés. Si te encantan las líneas cargadas y con mucho brillo no renuncies a ello. Estudia tu armario y selecciona las prendas y estilos que más te gustan.

2. La troupe de la novia

Evita ir a la tienda con todo el equipo de familia y amigos. Tres personas, cuatro como máximo serán más que suficientes para ayudarte en la decisión sin molestar. Menos es más.

3. Cuidado con los dependientes

Vigila las intenciones de los vendedores, como su nombre indica quieren vender y quizás los menos profesionales te abrumen opinando demasiado o presionando con la venta.

4. Controla el presupuesto

Pregunta siempre por vestidos que estén en tu rango de precios. Si te enamoras de un traje por encima de tus posibilidades, será tu peor error. También es buena idea tener siempre en mente el costo de accesorios como zapatos, joyas, ropa interior y velos al calcular tu presupuesto.

5. La elección de ayudantes

Un buen compañero de tiendas pondrá en primer lugar tus necesidades y gustos. Deja fuera a aquellos que siempre quieran ser los protagonistas o les encante criticar.

6. Los extras

Si tu vestido va a necesitar arreglos, pregunta y calcula bien a cuánto ascenderán. No queremos una sorpresa desagradable en la cuenta final.

7. No lo dejes para el último momento

Los vestidos que te pruebas en las tiendas de novias son solo muestras. Después tendrán que encargarlo, hacer los cambios pertinentes, varias pruebas… Si eres previsora te evitarás preocupaciones y un tema menos en el que pensar.

8. Respeta la tradición

No enseñes a más gente de la necesaria tu vestido. Podrías crear malestar entre aquellos que lo vieron con antelación y los que no. Además, más gente podrá opinar y aunque estés muy segura de tu elección es mejor no correr el riesgo. ¡El día de la boda desvelarás la gran sorpresa!

9. Deja de mirar

Si ya has encargado tu vestido olvídate del tema. No mires más revistas, tiendas o cuentas de Pinterest. Siempre va a haber tejidos o ideas preciosas que podrían crearte dudas con tu vestido.

10. Vigila la presión

Poner demasiadas expectativas en este día y este vestido es un riesgo para tus nervios y tu salud. Sin duda es un día muy importante y querrás que todo sea perfecto pero no es lo más decisivo de tu vida. Recuerda, lo importante es divertirse y vivir una experiencia maravillosa.

Publicidad