Miguel Ángel Muñoz fue uno de los invitados que se pasearon sobre la alfombra roja de los Premios Feroz acaparando todos los flashes. Y aunque de normal, el actor siempre conquista los focos con su belleza y simpatía, en esta ocasión, Muñoz se convirtió en uno de los protagonistas por cometer un fallo imperdonable sobre la alfombra roja.

Después de posar en el photocall, cuando Miguel Ángel llegó a la sala VIP y se desabrochó la chaqueta de su esmoquin se percató de que se había dejado la etiqueta puesta. ¡Pero con esa sonrisa le perdonamos cualquier cosa!