Parece que los rumores que apuntaban que Chris Hemsworth y Elsa Pataky podrían estar pensando en divorcio han quedado en el olvido. Y es que primero fue el actor quien lo desmintió y, ahora, le ha tocado a la actriz española hacerlo, en la presentación de la última campaña que ha protagonizado para Women Secret.

Ya lo hizo el año pasado, que se vistió de rockera y lució un cuerpazo envidiable en ropa interior. Ahora ha tenido que interpretar a una bailarina de cabaret, aunque ha confesado que: "Tenía miedo. Yo que no tengo coordinación ni sé bailar bien, me veo metida en esto y encima con bailarinas profesionales", confesaba Elsa.

Pataky acudió recientemente a la presentación de esta campaña, que ha sido un reto para ella, y rápidamente se volvía junto a su familia. La intérprete ha confesado que desde que pasó tres semanas en España sin su marido, ambos se dieron cuenta de que no quieren pasar tanto tiempo separados.

"Nos hemos prometido no separarnos mucho tiempo nunca más", confesaba la mujer de Chris, quien también asegura que no puede pasar "ni un segundo más sin su marido". No obstante, antes de regresar junto a los suyos, primero tenía que encontrar un disfraz de oso polar del que se había encaprichado su hija India Rose.

Elsa ha confesado que considera a Hemsworth un hombre con mucha fuerza de voluntad, honesto y muy divertido. Sin embargo, asegura que comparten un gran defecto: la cabezonería. "Verás cómo nuestros hijos sean una mezcla entre tú y yo, lo vamos a pagar", decían antes de ampliar la familia. "Y lo estamos pagando", concluía bromeando.