No cabe duda de que Elena Tablada adora a su hija, algo que se refleja también en el amor que la pequeña le profesa. Así, Ella Bisbal ha querido tener un precioso detalle con su madre y le ha dedicado uno de los trabajos que había hecho en el colegio.

Un gesto muy tierno que la diseñadora no ha podido evitar compartir con todos sus seguidores. En la actividad, la niña ha enumerado, entre otras cosas, los motivos por los que quiere a su madre y todas las cosas que le encanta hacer con ella. "Hacemos eslime (slime), jugar y bailar", escribía la pequeña.

Sin duda, toda una declaración de intenciones por parte de la pequeña, que viene tras los tensos momentos que sus padres han vivido debido al juicio por la protección de su privacidad y exposición mediática.