Elena Tablada pisa suelo español tras toda la polémica surgida en el bautizo de la pequeña Ella. La diseñadora quiere olvidar todo lo que se dijo sobre su mala relación con la familia de su chico, David Bisbal, y vuelve para lucir sonrisa y hacer lo que mejor se le da... ¡ser imagen de una marca! En esta ocasión, la conocida casa de calzado infantil Pabloski ha querido confiar en ella, ahora que se ha convertido en súper mamá.

Tablada y su pequeña se disponen a acompañar a David en su próxima gira, que llevará al almeriense por toda la geografía española. Tras esta volverán a Miami y se pondrán manos a la obra para buscar un hermanito para Ella. Un objetivo que tienen muy claro y que no comunicarán mediante exclusiva, según nos comenta Elena, sino que "lo comunicaremos por las redes sociales". ¡Cómo se modernizan nuestras celebrities!