David Bisbal y Elena Tablada se vieron este martes las caras en el juzgado de Alcobendas por la demanda que el cantante interpuso a su expareja para preservar la intimidad de Ella, la hija que tienen en común.

Un amargo reencuentro que enturbia el dulce momento por el que ambos pasan: el cantante acaba de convertirse en padre por segunda vez de Matteo, su primer hijo junto a Rosanna Zanetti, y la diseñadora ha regresado hace nada de su luna de miel por África junto a su marido, Javier Ungría.

Elena se mostraba bastante disgustada por este momento ya que, según sus palabras, deberían ?estar celebrando y no viviendo estas injusticias?. Sea como sea, el mal trago ha pasado y ahora queda esperar la decisión de la jueza.

Horas antes de este difícil momento, Tablada publicaba en su Instagram Stories una dura reflexión en la que podíamos leer: "Siempre haré lo que creo que es justo. Elijo la vida que quiero vivir. No soy fácilmente influenciable por otros. Me mantengo en mis valores y no voy a permitir que otros me intimiden. Soy poderosa. Soy fuerte. Tomo buenas decisiones. Tengo claras mis acciones y mis palabras. Creo en mi intuición?.

El mensaje de Elena Tablada | Instagram Stories