Hay parejas cuyo amor sobrevive a todo, incluso a la distancia. Este es el caso de Edurne y David de Gea, que pese a que viven cada uno en un país, hacen todo lo posible para verse.

Así vimos a la cantante paseando por las calles de Manchester. Bastante abrigada y desafiando al frío, la ex triunfita aprovechó unos días libres para ir a ver a su chico. De hecho, comentaba en su Twitter: “No hay quien me separa de la chimenea después del frío que he pasado hoy en Manchester, brrrrrrr!!!”.

Los tortolitos son un claro ejemplo de una pareja que poco a poco se va afianzando cada vez más. Y es que pese a los kilómetros que los separan y que cada uno se encuentra inmerso en su trabajo, David con su equipo de fútbol y Edurne en su próximo disco, no dejan que lo suyo se enfríe.