Dulceida se encuentra en las idílicos rincones de Hawái conociendo muchas zonas del país y aprovechando la ocasión para aprender inglés. La influencer ha llegado acompañada de su mujer Alba Paul con quien ha estado disfrutando de los planazos que ofrece la localidad tropical.

Sin embargo, todo apunta a que las cosas no han sido tan increíbles como parecen. Y es que según cuenta la instagrammer, la pareja ha experimentado una serie de acontecimientos incómodos que han ocasionado que explotara de impotencia.

A través de su Instagram Stories, la española ha confesado que mientras estuvieron en la playa junto a unas amigas, un chico se les ha acercado para preguntar "de dónde éramos". Una conversación que terminó con un "estas muy bonita" mientras le agarraba del brazo sin soltarla.

Y parece que el acoso que experimentaron esa noche no ha sido el único desde que se encuentran en la localidad de Oahu. Al día siguiente, la parejita había estado grabando un vídeo vestidas de hawaianas en la playa. Un momento que ha sido muy aterrador después de que un señor les pronunciara cosas 'sucias' mientras las veía.

Para su mala suerte, esa misma tarde la influencer se encontraba en medio del supermercado cuando un chico le ha perseguido para darle un "beso en la mejilla" e irse corriendo. Este último ha hecho que la youtuber explotara para comentar que "insultar o acosar a una mujer no es gracioso, no te hace ser guay, todo lo contrario".