El diseñador Francis Montesinos ha pasado la noche en el calabozo después de que la Guardia Civil lo detuviera ayer en su domicilio de Llíria (Valencia) tras ser acusado presuntamente de abusos sexuales y corrupción de menores, según informa el diario Las Provincias.

La detención se produjo tras la denuncia de un menor que se declaró supuesta víctima de Montesinos. A raíz de ello el diseñador fue objetivo de una larga investigación, por lo que durante la investigación se realizó un exhaustivo registro de la vivienda con el fin de recabar documentación, material informático o cualquier otro tipo de pruebas que arrojen luz sobre el caso.

El conocido modisto de 63 años ha pasado la noche en las dependencias policiales, a la espera de pasar a disposición judicial del juzgado de guardia de Llíria.