Diego Matamoros ha vuelto a defender a su mujer en televisión después de que tal y como él mismo afirmó, hubiese meditado la situación y haberse dado cuenta de que en realidad la quiere. Después de que Estela hubiese iniciado un claro tonteo con su compañero de reality, Kiko Jiménez, ex de Gloria Camila y novio de Sofía Suescun, el hijo de Kiko Matamoros anunciaba su decisión de dejar de apoyarla en el concurso.

Un descontento que también compartió Suescun, quien incluso llegó a cortar con Kiko en directo, aunque para volver con él tras su salida del reality. Y en medio de tanto drama, incluidas las idas y venidas, parece que Diego ha sentido la necesidad de someterme a unos retoques estéticos que le ayuden a mejorar su aspecto después de tanto estrés.

En concreto, tal y como el mismo ha compartido en su Instagram, se ha tratado las ojeras, las líneas de expresión y la piel apagada. "El resultado ha sido mágico. ¡Volveré muy pronto! Y lo más importante, los tratamientos faciales de medicina estética puede que impresionen, pero no me han dolido absolutamente nada. El procedimiento es rapidísimo y el efecto brutal", ha escrito junto a un vídeo en el que explica los tratamientos.