Diego Matamoros y Estela Grande no han conseguido sobrevivir a la crisis que estaban viviendo dentro de su matrimonio y han decidido darse un tiempo. La pareja pone así fin, aunque no parece ser definitivo por el momento, a cuatro años de relación y año y medio de matrimonio.

El acercamiento de Estela a Kiko Jiménez, pareja de Sofía Suescun, durante su participación en un reality ha abierto una brecha grande entre ellos, aunque la modelo aseguraba que el de Linares nada tenía que ver con su distanciamiento de Diego.

La joven asegura que necesita un tiempo para reflexionar, y es que su paso por televisión le ha pasado factura: "Todo esto me ha venido grande", confesaba. Pero su ya expareja ha decidido que nada mejor que reunirse con amigos para olvidar las penas.

Así podíamos verle este fin de semana compartiendo una velada con colegas en la que no faltó el buen vino y la música. Y es que nada mejor que apoyarse en los suyos para superar estos momentos nada fáciles para una pareja que parecía que podría contra todo y contra todos.

La velada que compartió Diego Matamoros | Instagram Stories Diego Matamoros

Seguro que te interesa...

Diego Matamoros arremete contra la novia de su padre