SERIOS Y CON GAFAS DE SOL, AMBOS EVITABAN CONTESTAR A LAS PREGUNTAS

SERIOS Y CON GAFAS DE SOL, AMBOS EVITABAN CONTESTAR A LAS PREGUNTAS

Diego Matamoros y su exnovia, Tanit Grande, se ven las caras en los juzgados tras la acusación de maltrato

Diego Matamoros, el hijo del televisivo Kiko Matamoros, ha acudido esta mañana a los juzgados de Pozuelo de Alarcón, donde coincidía con su expareja, Tanit Grande, quien interpuso una demanda contra él tras una supuesta agresión en la que, la que fuera su novia y madre de su hija, acabó con el labio partido. Serios y sin decir ni una palabra a los medios de comunicación, ambos han intentado evitar las incómodas preguntas de los periodistas.

Diego Matamoros en los juzgados
Diego Matamoros en los juzgados | Gtres

Diego Matamoros ha visto cómo su vida ha dado un giro de ciento ochenta grados en cuestión de nada. Y es que el hijo del televisivo Kiko Matamoros fue demandado por su exnovia y madre de su hija, Tanit Grande, quién acudió a la policía con un parte de lesiones tras haber sido presuntamente agredida por el joven de 30 años.

Esta misma mañana la expareja tenía que acudir a los juzgados de Pozuelo de Alarcón, donde se han visto las caras tras el suceso en el que, según la joven, acabó con el labio partido. Y, aunque Diego acostumbra a visitar los platós de televisión para hablar sobre la mala relación que mantiene con su padre, hoy no ha dicho ni ‘mu’.

Ambos acudían por separado a su cita ante el juez. Con gafas de sol y gesto serio, tanto Diego como Tanit han decidido no pronunciarse al respecto ante las incómodas preguntas que les lanzaban los periodistas.

Seguro que te interesa

| 14/03/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.