Celebrities » De aquí

COSMOPOLITAN

12 detalles que hacen que una cita sea genial

A veces, tener una cita puede resultarte estresante, puede que no aguantes a la otra persona o hasta que te dejen plantada en el último momento. También hay ocasiones en que dan ganas de estrellar el móvil contra la pared, eliminar todas las apps de ligoteo y jurar no moverte del sillón nunca más. Pero, afortunadamente, también hay citas en las que pasa algo grande o pequeño pero que hace tanta ilusión que te hace seguir confiando en el género masculino. Estas son algunas de esos pequeños-grandes gestos que pueden ocurrirte.

12 detalles que hacen que una cita sea genial

Cosmopolitan 12 detalles que hacen que una cita sea genial

Publicidad

1. Acabar comiendo hamburguesas en un sitio normal en vez de ir a un restaurante de moda. Necesitas comer sobrevivir y no te vas a olvidar de eso por impresionar a tu enamorado con delicias enanas sobre platos gigantescos. Además, no hay manera de hablar de algo interesante con tanta gente taaaan cool y moderna mariposeando a vuestro alrededor.

2. Cuando él actúa como un padre protector y te pide y paga el taxi de vuelta a casa. Además, te pide por favor que le escribas un Whatsapp cuando llegues a casa para quedarse tranquilo. ¡Qué mono!

3. No tener que averiguar qué y cuánto comer antes  de la cita porque precisamente esta incluye una cena, no dos horas bebiendo míseros cócteles. ¿Te acuerdas de la última vez que te sentaste a la mesa para comer algo rico y que, además, resultara ser una cita genial?

4. Que él no intente convencerte en ningún tema político porque sabe que tú no necesitas su ayuda, sabes pensar por ti misma y muy bien. O a lo mejor piensa que tú eres más inteligente que él…

5. Cuando respeta tus incansables esfuerzos para acabar con el patriarcado pero te abre la puerta de todas formas porque sí, necesitas un descanso en tu lucha. Si tu novio va al gym para hacer músculo… ¡pues que te abra la puerta!

6. Cuando sigue respetando tus incansables esfuerzos por luchar contra el patriarcado pero paga la cuenta porque todavía ellos siguen cobrando más que nosotras. Es un gesto amable. No es que piense que tú no puedes permitirte el lujo de pagar la cuenta sino que prefiere que te guardes el dinero para cuando no exista brecha salarial entre hombres y mujeres.

7. Cuando aguanta estoicamente tu charla de 15 minutos sobre que "Sexo en Nueva York" es la mejor serie de la historia y, encima, te diga que te pareces a Carrie.

8. Cuando te da una sorpresa en mitad de la cita como fuegos artificiales o un regalito que no te esperabas pero no te trastoca tus planes. Te gusta porque una sorpresa siempre es divertida pero que te meta en un avión privado para cenar en otro país es, básicamente, secuestro.

9. Cuando te pregunta cosas en vez de estar sentado delante de ti como un pasmarote asintiendo con la cabeza mientras tú hablas sin parar. Que te haga preguntas significa que está interesado en lo que le estás contando. ¡Bravo!

10. Te acompaña a casa andando. Que te pida un taxi y te lo pague es muy dulce pero si te acompaña a casa, quizá os podáis despedir ante tu puerta con un romántico y largo beso. Justo como ocurre en las pelis románticas.

11. Que te escriba un mensaje de buenas noches que haga que vuelen mariposas dentro de ti y no que sientas que es un empalagoso.

12. Cuando a la mañana siguiente entras en Tinder y ha eliminado su perfil. Eso es, básicamente, como si te pidiera matrimonio.

Publicidad