Julián Contreras y su padre han sido desahuciados. Este mismo viernes el juez ha hecho efectiva la orden por la que tienen que abandonar la vivienda que comparten, ya que llevan meses sin pagar el alquiler.

Los problemas económicos han sido una constante en la vida del hijo pequeño de Carmina Ordoñez, aunque ahora había fichado por un programa de televisión que volvería a engrosar sus cuentas, pero parece que esa ‘inyección’ económica llega tarde para hacer frente a todo lo que deben.

Según padre e hijo han relatado en diferentes entrevistas, la suerte les ha dado la espalda en los últimos años. Es más, el hermano de Fran y Cayetano Rivera afirmó en su día en un plató de televisión que tenía depresión y una importante adicción a los antidepresivos. Pero en sus últimas apariciones públicas parecía encontrarse mucho mejor y haber encontrado en el deporte su tabla de salvación.