David Bustamante ha puesto punto y final a lo único que le unía con Paula Echevarría: la venta de su casa en Villafranca del Castillo. El chalet, valorado en 1,8 millones de euros, fue testigo de su historia de amor y también de sus peores momentos.

Ahora que tanto la actriz como el cantante han rehecho sus vidas; Paula se acaba de mudar a su nueva casa y no puede ser más feliz junto a su chico, Miguel Torres, y David acaba de proclamar su amor a los cuatro vientos por Yana Olina, ha sido el propio extriunfito, según muestra en exclusiva el portal Vanitatis, el que ha colgado el cartel de 'Se vende'.

Bustamante disponía del 80% de la casa, y ha sido la mudanza de Paula la que le ha dado vía libre para comenzar con el proceso de 'compra-venta'. Eso sí, no sin antes haber abonado el embargo de 720.437,73 euros que pesaba sobre la misma.