Dabiz Muñoz visitó anoche El Hormiguero. El chef de tres estrellas michelín se sentaba por primera vez en el plató de Pablo Motos, quien tan sólo llegar le preguntó qué le había parecido el catering que le habían servido antes de que comenzara el programa: “Otras veces he venido con la Pedroche y creo que ha mejorado. El jamón que me habéis puesto hoy es mucho mejor que el que le pusisteis a Cristina”.

También habló de lo perfeccionista y exigente que es en el trabajo: “Si la gente espera cosas grandes de ti, hay que estar a la altura. En mi restaurante, Diverxo, hay una lista de espera de un año y no puedo defraudar. A todos nos iría mucho mejor buscando nuestra propia perfección”.

Una de las sorpresas de la noche fue la llegada de su mujer, Cristina Pedroche, con un cachorro de leopardo en brazos: “Nos conocimos en un showroom de Nike, apareció ella por la puerta y se hizo la luz… Ella siempre llevó la voz cantante, se acercó a mí y me dijo que tenía que hacerme Instagram. Es tan bestia que yo lo único que hacía era recibir golpes por todos los lados, algo que me encantó. Nos parecemos tanto que por eso nos llevamos tan bien”, confesaba el cocinero.

Además, Dabiz también soltó otras perlitas sobre su historia de amor con la presentadora de ‘Pekín Express’ como que “hasta que la conocí no empecé a ser romántico”, o que “cuando la invité a cenar y vi que comía de todo fue cuando me enamoré por completo”.

Cris por su parte no tiene más que buenas palabras para su marido, y es que para ella es todo un genio: “Le pongas en la disciplina que le pongas. Y por supuesto en casa cocina él”.