Celebrities » De aquí

LOS USUARIOS SE QUEJAN DE PRECIOS ELEVADOS Y PLATOS PEQUEÑOS

Cristina Pedroche responde a las críticas del restaurante de su marido, Dabiz Muñoz

Cristina Pedroche ha querido defender el restaurante de su marido, Dabiz Muñoz, en la entrada de su último post. Las críticas que recibe Diverxo por sus elevados precios y los platos pequeños han tenido una respuesta por parte de la presentadora, que deja claro el porqué de los precios y el tamaño de los platos de lo que muchos se quejan.

Imagen no disponible

Atresmedia Imagen no disponible

Publicidad

Cristina Pedroche no está dispuesta a que nadie cuestione el trabajo de su marido. De ahí que en su último post de su blog en Hola la presentadora haya querido hacer un guiño contra las críticas que el restaurante Diverxo de Dabiz Muñoz ha recibido.

En la última entrada en su blog ha escrito: “Recibiré muchos mensajes diciéndome que no quieren ir porque se quedarían con hambre, que esas cantidades son muy pequeñas, que es muy caro y que seguro que tienen que comprar una hamburguesa…”, escribe Cris. Pero deja claro que “las cantidades son pequeñas porque tiene que ser dos o tres bocados de cada plato, pero es que hay muchísimos platos. Nadie nunca jamás salió con hambre de Diverxo… normalmente la gente tiene que parar el menú porque no pueden comer más”, explica.

Y en cuanto al precio, continúa: “Si pensamos que es sólo por una comida, claro que se ve caro, pero es que comer en un restaurante gastronómico es toda una experiencia, mucho más que un superpartidazo y hay que paga más dinero (y eso que soy superfutbolera)”.

Aunque pueda parecer que su postura no es objetiva, según sus propias palabras, “no se come en ningún sitio como en Diverxo”, sentencia. “Es una experiencia totalmente increíble en la que lo único que hay que hacer es abrir la mente y disfrutar”, sigue afirmando.

Y sobre su marido dice es “un genio bastante loco” y que “va cambiando el menú constantemente”. Y añade: “Siempre piensa que todo puede estar mejor, dice que sus platos son siempre 9.5 y nunca se cansa de luchar por el 10, por eso siempre va mejorando. Para mí todos son más que un 10”, aclara.

Eso sí, como conclusión final pone: “Pero aun así, por supuesto que no es para todo el mundo ni todo el mundo quiere ir, ni todo el mundo lo entiende. En la vida todo son opciones y caminos a elegir. Y todos muy correctos y válidos”.

Publicidad