Cristina Pedroche ha regresado a su puesto habitual como colaboradora de Zapeando más feliz que nunca. Lo ha hecho después de su aventura como presentadora de 'Pekín Express' y de sus largas vacaciones en Tailandia y Camboya durante las que su novio, el chef David Muñoz, le ha descubierto los lugares que le inspiran en sus creaciones.

La vuelta de Pedroche al programa de sobremesa de La Sexta ha dejado para el recuerdo uno de los momentos más divertidos del programa. Nada más ser recibida por Frank Blanco, conductor del espacio, la reportera ha bromeado con la posición del pinganillo, colocado en el centro de uno de sus pechos. "¿Estoy sexy? Me he puesto pezón", ha dicho sin poder parar de reír.

Después, mientras Frank daba la bienvenida a Carlos Pareja como nuevo tertuliano, Cristina introducía la mano por el escote de su vestido para sacar el artilugio que tantas risas había provocado. "¿Quién te iba a decir a ti que ibas a debutar en Zapeando después de que se tocara un pezón la Pedroche?", ha comentado divertido el presentador al nuevo colaborador.