Celebrities » De aquí

Ha presentado su nuevo proyecto televisivo en el FesTval de Vitoria

Cristina Pedroche sobre algunas de sus declaraciones: "Muchas veces he dicho cosas que no he estado afortunada"

Cristina Pedroche deja a un lado su faceta más cómica para ponerse al frente del nuevo programa de La Sexta, 'Dentro de'. La presentadora acudió al FesTval de Vitoria para dar a conocer su nueva apuesta televisiva y que supondrá un gran reto para la mujer de David Muñoz que cambiará totalmente de registro. El objetivo del programa será conocer los entresijos de lugares emblemáticos de España como el Hospital La Paz o el Celler Can Roca.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Gracias al FesTval de Vitoria hemos podido conocer el último proyecto de Cristina Pedroche. La colaborada de televisión aparcará su faceta más divertida para presentar el nuevo programa de La Sexta, 'Dentro de', que desde un papel más serio, Cristina indagará lugares icónicos españoles como el Hospital La Paz, Celler Can Roca o el Hotel Westin Palace.

La periodista es consciente que su nueva apuesta supone un reto "al que hay que ponerle fuerza y valor". Consciente de las críticas, Pedroche espera que la gente dé una oportunidad al proyecto porque "enseguida se van a enganchar, se van a enamorar de la historia", ha afirmado a Chance. Además Cristina ha querido señalar el gran trabajo que hay detrás por parte de sus compañeros y de ella que "se ha involucrado al máximo y ha dado todo ella".

A pesar de que en el festival, la presentadora ha querido centrarse en su vida laboral, también ha respondido a algunas preguntas sobre su vida personal donde ha señalado: "Dentro de mí hay muchísimas cosas, cosas muy buenas y muchas también malas. Soy feliz, hay felicidad, amor, trabajo, tengo todo, no puedo pedir más". Con su característico sentido el humor ha querido hablar sobre algunos comentarios negativos por algunas declaraciones que ha hecho sobre David Muñoz: "Muchas veces he dicho cosas o han salido declaraciones que no he estado afortunada por supuesto y no pasa nada porque se pide perdón. La gente no te va a crucificar por ello y si lo hacen no puedo ser amiga de todo el mundo, me encantaría pero en mi casa no cabe tanta gente, es que somos muchos españoles. ¿Qué hago?", ha declarado para el citado medio.

Publicidad